lunes, 15 de julio de 2013

Mi experiencia para el deses-tres...............................

Como cuidadora de una persona enferma de alzheimer, necesito mis espacios de relajación y bienestar propio, para que el cuidado sea de mejor calidad.


Un día en el campo, paseo largo, contemplar la naturaleza con todo su esplendor me hace sentir muy bien, y con una serenidad inexplicable.


Cuando voy caminando disfruto de los colores del campo, los olores y los sonidos de todo lo que me rodea.
Los pajarillos están alegres, las ranas cloquean, parece que tienen vida social, las mariposas con sus colores tan perfectos dibujados en sus alas revolotean como si estuvieran felices.

Me siento privilegiada por ser capaz de disfrutar con las cosas que la naturaleza me ofrece.


Doy gracias por haber sido una niña feliz y super querida, porque mi familia me ha enseñado ha apreciar las cosas que realmente merecen la pena, y en los momentos difíciles de la vida saber sobrellevar las situaciones y encontrar el lado bueno de las cosas.


Cuando una persona se ha sentido muy querida en su vida, le resulta muy fácil estar al lado de las personas que la necesitan en el momento oportuno.

Cuando alguien pasa por dificultades, debe alimentarse de todo lo bueno que le ha dado la vida y mirar hacia adelante.

A mi la naturaleza me hace sentir igual que una estrella en el firmamento, observando el mundo y disfrutando con ello.


El cuidador a de mimarse para dar lo mejor que tiene.




No hay comentarios:

Publicar un comentario